Normal view MARC view ISBD view

Políticas de energías renovables en Estados Unidos y oportunidades futuras de mercado para la región latinoamericana

By: Haer, Gary.
Contributor(s): Conferencia Internacional Sobre Palma de Aceite y Expopalma 2012 Cartagena, Colombia 25 al 28 de septiembre de 2012.
Description: p. 324-330.ISSN: 0121-2923.Other title: Renewable energy policies in the united states and future market opportunities for the latin american region.Subject(s): Biocombustibles | Biodiesel | Energía renovable | Norma técnicaSummary: La producción de biodiésel de soya en Estados Unidos, aunque tímida en un principio, tuvo un gran impulso por la ayuda gubernamental, reflejada en incentivos tributarios de un dólar por galón que contuviera alguna mezcla de diésel fósil con biodiésel. Tanto, que de una producción de 250 millones de galones en 2006 se pasó a 420 millones en 2007 y a 700 millones en 2008. Con semejante cantidad de biodiésel que no se consumía por completo en su país, los productores estadounidenses encontraron mercado en la Unión Europea, a la que vendieron mucho entre 2007 y 2008. Pero medidas comerciales impidieron la entrada del biocombustible norteamericano, con lo que se esfumó la demanda por el producto estadounidense en el año 2009. De nuevo, la producción declinó de manera considerable y un año más tarde sufrió un nuevo golpe, pues el gobierno dejó de otorgarle incentivos tributarios. Pero en 2007 se promulgó la segunda versión del estándar de los combustibles renovables (rfs2), la cual implicó que los refinadores nacionales o los importadores de petróleo usaran cierta cantidad de biodiésel en el combustible fósil. El impacto favorable de tal medida logró una producción en 2011 de 800 millones de galones, y se calcula que en 2013 esa cifra llegue a cerca 1.300 millones, y siga creciendo. Por eso, lo ideal es que la industria del biodiésel cuente con una cantidad variada y suficiente de materia prima obtenida de manera sostenible, por lo cual la nbb está mandando señales claras al mercado para que las produzca.
List(s) this item appears in: Energías alternativas
    average rating: 0.0 (0 votes)
Item type Current location Call number Status Date due Barcode Item holds
<br>Artículo
Artículo
CID Palmero Bogotá
Palmas (Colombia) Vol. 34 (2013): No. Especial, tomo II (Browse shelf) Available
Total holds: 0

M3-17

Módulo 3 New trends and opportunities in the oils and fats market

Módulo 3 Nuevas tendencias y oportunidades en el mercado de aceites y grasas

Sesión 1. Plantas de beneficio

La producción de biodiésel de soya en Estados Unidos, aunque tímida en un principio, tuvo un gran impulso por la ayuda gubernamental, reflejada en incentivos tributarios de un dólar por galón que contuviera alguna mezcla de diésel fósil con biodiésel. Tanto, que de una producción de 250 millones de galones en 2006 se pasó a 420 millones en 2007 y a 700 millones en 2008. Con semejante cantidad de biodiésel que no se consumía por completo en su país, los productores estadounidenses encontraron mercado en la Unión Europea, a la que vendieron mucho entre 2007 y 2008. Pero medidas comerciales impidieron la entrada del biocombustible norteamericano, con lo que se esfumó la demanda por el producto estadounidense en el año 2009. De nuevo, la producción declinó de manera considerable y un año más tarde sufrió un nuevo golpe, pues el gobierno dejó de otorgarle incentivos tributarios. Pero en 2007 se promulgó la segunda versión del estándar de los combustibles renovables (rfs2), la cual implicó que los refinadores nacionales o los importadores de petróleo usaran cierta cantidad de biodiésel en el combustible fósil. El impacto favorable de tal medida logró una producción en 2011 de 800 millones de galones, y se calcula que en 2013 esa cifra llegue a cerca 1.300 millones, y siga creciendo. Por eso, lo ideal es que la industria del biodiésel cuente con una cantidad variada y suficiente de materia prima obtenida de manera sostenible, por lo cual la nbb está mandando señales claras al mercado para que las produzca.

Powered by Koha